Restaurantes en Madrid

Este restaurante abrió sus puertas en el año 2001, en el renovado Hotel Hesperia, situado en el Paseo de la Castellana. Después de sólo nueve meses de rodaje, el guía Michelin le concedió su primera estrella (la segunda llegó en 2005). El restaurante abrió con Santi Santamaría en la cocina y con él a los mandos, llegaron las recompensas.

El Chef Óscar Velasc trabaja siempre en la cocina, se esfuerza por interpretar el espíritu del restaurador catalán y ofrecer lo mejor de cada cultura gastronómica y regional del país, pero también de cada temporada: trufas, setas y mariscos varían según la temporada para ofrecer el mejor producto al cliente.

El restaurante ofrece dos menús degustación, la carta gastronómica y la gran carta y, aunque el restaurante no tenga especialidades como tales, sus macarrones a la nariz y trufa, sus ciervos ahumados, su sopa de langosta con guisantes del Maresme o su cerdo de leche a la parrilla son los platos que justifican plenamente su visita. El restaurante pide a sus clientes una cierta elegancia en el conjunto, por ejemplo, con el uso de una chaqueta para hombres.